sábado, 13 de enero de 2018

CONFERENCIA SOBRE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES DEL SR. GEORGES BERTRANT-PUIG (ACER) LÍCEO DE PANTIN (PARÍS) 12/12/2017


   El 12 de diciembre, tras haber evocado en español  la guerra de España con  el profesor de español, visto sus terribles consecuencias con la película  Los girasoles ciegos (que mucho les interesó), habiéndose aprendido unas coplas de la canción ¡Ay Carmela ¡,  leído un párrafo de su libro de texto a propósito de ¡ Ay Carmela ¡ (la obra de Sanchis Sinisterra), leído poemas sobre las Brigadas internacionales como el de Miguel Hernández (“Si hay hombres que contienen un mundo sin fronteras/ una esparcida frente de mundiales cabellos…”), la despedida de don Juan Negrín a las Brigadas internacionales,  estudiando actualmente en Historia el nazismo, unos alumnos de Primero tuvieron la suerte de poder oír una conferencia de un socio de la Amical de Combatientes en España republicana (ACER), el Sr. Georges Bertrant-Puig.

   Georges Bertrant-Puig empezó por presentarse como hijo de republicanos españoles, con padre refugiado en Francia, que transitó por  el  campo de “concentración” de Setfonds.
   Explicó  (traduzco unos pocos apuntes que tomé de su apasionante conferencia) que en 1936 se iban a celebrar las Olimpíadas en España, razón por la cual había muchos extranjeros en España en el momento de la sublevación.

  Recordó,  con gran  sentido pedagógico que cautivó a los alumnos, qué fuerzas siguieron siendo fieles a la República, cómo la mayoría del ejército se sublevó, cómo llegaron a Albacete las Brigadas internacionales, cómo los sublevados intentaron coger Madrid cuatro veces. Evocó la heroica batalla de Guadalajara, en la que fueron derrotados los fascistas italianos, gran apoyo de los sublevados. Pero, explicó, las Brigadas internacionales, faltas de armamento, no podían seguir resistiendo. Sólo enviaban armas, pagadas con oro, México y la URSS. También recordó la desastrosa “no-intervención”, firmada por 28 países pero Alemania e Italia seguían enviando armas a los facciosos.

   El PCF participó en la creación de las Brigadas internacionales. France Navigation iba a buscar armas en Mourmansk y las entregaba en Burdeos. En marzo de 1937 la frontera fue bloqueada…por todos los medios los fascistas y nazis probaban sus métodos de bombardeo de las poblaciones civiles. Mencionó las batallas de Brunete, Guadalajara, Lopera, Belchite.  Después de que cayeran el País Vasco y Asturias fue muy duro para la República española. Los fascistas tenían Mallorca como porta-avión. Menorca siguió en manos de la República.


   Georges Bertrant- Puig mencionó el decreto de octubre de 1936 por el que las Brigadas internacionales tenían que integrarse en el ejército republicano. Venían de 52 países, era una solidaridad internacional.

   El Ebro, dijo Georges Bertrant-Puig, fue el Verdún español. Un brigadista cayó al río, gritó y los franquistas ametrallaron las barcas. Esto también me lo explica a menudo un republicano español de las afueras de París que se encontraba entonces en una de esas barcas, ya que después de la batalla de Belchite, Prieto tenía que venir a Fuentes de Ebro a animar a las tropas pero no se logró tal encuentro en aquel pueblo.

   En cuanto a las tropas marroquíes, los franquistas les disparaban para obligarlas a combatir…

    Don Juan Negrín pidió que se retiraran las Brigadas internacionales. Hubo un gran desfile en Barcelona. En 1996 se les dio la nacionalidad española a los supervivientes, recordó el Sr. Bertrant-Puig.

   En Guernica hubo 1650 muertos debido al bombardeo de la Legión Cóndor… Entre los Voluntarios había muchos médicos, entre ellos el canadiense Norman Bethune, que organizó las transfusiones.

   El conferenciante situó claramente para los alumnos, quienes a veces se confunden, las fuerzas enemigas  con cifras precisas, que todos no sabemos :

Sublevados,  apoyados por 25 000 nazis, por 20 000 portugueses, por 50 000 italianos, por la Jeanne d’Arc, por rusos blancos.

Republicanos apoyados por las tropas de choque de las Brigadas internacionales, por 50 000 brigadistas, 10 000 a 15 000 en el terreno, los llamados “Voluntarios de la libertad”. La Cagoule intentó sabotearlo infiltrándose.

   Por fin Georges Bertrant- Puig habló brevemente de varias batallas, de varias brigadas, como la Marsellesa y la Comuna de París. Fue muy aplaudido y los alumnos para darle las gracias, le cantaron   el ¡ Ay Carmela !

No faltaron ¡Vivan las Brigadas internacionales ! y un ¡ Viva la República !(míos).

   Bien les dije a mis alumnos que las Brigadas internacionales se merecen todos los honores y que al año pasado otros Primeros cantaron el Himno de Marcha de las Brigadas internacionales en Londres, delante del monumento de las Brigadas internacionales  y en la Jornada Nacional de la Resistencia, y que ahora hay un monumento dedicado a ellas en París, al que podremos ir.


-->
Mme Serrano, profesora de español.

CONFERENCIA DE LA SRA. LEONOR FABRA SOBRE LA GUERRA Y EL EXILIO REPUBLICANO ESPAÑOL EN EL LÍCEO MARCELIN BERTHELOT (PANTIN) 11/12/2017




La Sra Eleonor Fabra, artista talentosa exiliada a Francia,  dio el 11 de diciembre de 2018 en el liceo Marcelin Berthelot de Pantin (cerca de París) una conferencia sobre la guerra y el exilio republicano,  y en particular el de su familia, de su padre el Sargento Carlos Fabra Marín, héroe valenciano,  que salvó la República sofocando la sublevación en Valencia. Los alumnos de bachillerato estuvieron muy interesados y conmovidos por todo lo que les contó relacionado también con el estudio de la noción “espacios e intercambios, exilios y migraciones, intercambios culturales” del bachillerato francés. Habló tanto en francés como en español (traduzco unos cuantos apuntes sacados de su apasionante relato).


   Empezó por esbozar (tras dibujar un bonito mapa en la pizarra) un cuadro histórico detallado de la guerra recordando la ceguera de las democracias que esperaban para levantarse en contra de Hitler. Leonor tenía tres años en 1936. El sargento  Carlos Fabra Marín, su padre, sofocó la sublevación en Valencia, deteniendo al Estado mayor. Los suboficiales eran partidarios de una revolución pacífica de España,  que salía del mundo feudal.
  Después Leonor recordó su exilio, el de los refugiados españoles : “llegaban exhaustos y a los hombres se los llevaban a campos de concentración, las mujeres, niños y ancianos esparcidos por el territorio francés:  esa fue la “acogida”. Su padre envió a su familia a Francia en 1938 diciéndoles : “No os detengáis en Barcelona para mi tranquilidad. Ten siempre en tu bolso (decía a su esposa) una lámpara”. A principios de 1938 la familia, sin el padre, llegó a la Junquera.  Rápidamente tuvieron orden de alejarse de la frontera española. Y se reunieron con otros compatriotas en Narbona. Allí les llego la noticia del acuerdo entre México y Francia (agosto1940 ) en el cual los E.U. de México se comprometían de acoger en su territorio a los Republicanos españoles, y daba subsidios para mantener a los refugiados que debían esperar en Marsella un barco para México Obtuvieron  una visa del embajador Gilberto Bosques para exiliarse a México. Leonor nos enseñó la visa  del 12 de abril de 1942 con la firma del heroico “Cónsul General de México”. Se trasladaron pues a Marsella. Pero Antes del embarque nuestro padre, dijo Leonor, fue detenido! Más tarde los Archivos de La Courneuve le revelarían las causas de esa política de opresión,   motivo de un trauma que duraría tiempo. Las negociaciones entre Franco y Pétain habían dado lugar a una « lista » de republicanos españoles que debían ser vigilados para evitar que vayan a unirse con De Gaulle en Londres.


   Poco después “Mi padre fue detenido en el campo del Vernet d’Ariège en 1943 ”.La organización Todt construía el muro del Atlántico a las obras del cual  llevaban a muchos refugiados. Carlos Fabra se encontró con un militar alemán que le dijo que tenía mucho respeto por los republicanos españoles. Le facilitó un certificado para pasar a la zona de demarcación. Suelen surgir amigos aunque sea en el infierno.
Los republicanos españoles no tenían una vida de ciudadanos normales. No estaban autorizados a trabajar ” Se comía pan de maíz racionado. » Entre 1940 / 45 fueron la represión, el hambre, las dificultades materiales. Pero  en mi infancia, nunca tuve el sentimiento de estar abandonada. Los que nos tendieron la mano fueron  principalmente los maestros. Y esto lo recuerdo con gratitud. los cuáqueros fueron también  muy activos y de gran ayuda para los niños .
Las persecuciones siguieron y Carlos Fabra fue encarcelado en la Santé en Paris a principios de 1944…`No tardaría la Liberación de París y de Francia por los Aliados.
Todo lo vivido con el calificativo de « extranjera » lo he vivido sin complejo, con dignidad, y he comprendido que este sentimiento nace de la conciencia  de que el combate es y ha sido legítimo”.
   En una segunda parte Leonor habló de los niños y del exilio.
Leonor mencionó un trabajo de unos hispanistas de Nanterre sobre las mujeres republicanas españolas.
   Precisó que su padre estuvo trabajando en una mina de azufre pero que ella consiguió una beca de estudios y cursó derecho en Montpellier y ciencias políticas en Paris. “Entonces, dijo a nuestros alumnos, un  diploma  abría posibilidad a un trabajo correspondiente”. En 1955 volvió a buscar sus raíces a Valencia. 
   Leonor también nos habló del escritor Miguel del Castillo, en una de las charlas en el  Ateneo iberoamericano de París del cual fue vice-presidenta, del concurso de artes plásticas y de su pasión por la cerámica, de su taller de Montmagny.
“En cada etapa del exilio, dijo, fue difícil… Hay que tener gran reconocimiento y comprensión por lo que han vivido los ancianos, el reconocimiento es una virtud cardinal. Es importante el recuerdo de esa presencia de los docentes, para la generación de los exiliados con el fracaso de sus sueños”. Su padre murió sin volver a su patria en 1970 en Saint-Denis. El deseo de su madre era que se llevaran a su padre a su patria. En 1986 el ayuntamiento de Valencia acogió un Simposio por el 50 aniversario  de Valencia como Capital de la República. Llevaron  al sargento Fabra para Chella su pueblo natal valenciano.
   Leonor nos enseñó fotos conmovedoras de su padre y el libro en valenciano en el que se mencionan los partes de su padre a sus superiores advirtiendo de la sublevación.


   Por fin me enseñó fotos de sus obras llenas de imaginación y poesía. No es de extrañar que aceptara mi propuesta de edificar un busto o estatua del poeta para el colegio Federico García Lorca de Saint-Denis pero por ahora seguimos sin respuesta para llevar a cabo ese bonito y ambicioso proyecto.  ¡ No nos demos por vencidas ¡
   Los alumnos estuvieron  muy contentos e interesados por la visita de Leonor Fabra, que completó  con un testimonio vivido valiosísimo su estudio del exilio republicano español, muy bien estudiado en su libro de texto de “Juntos”, con el “éxodo español” y fotos de 1939 en el Perthus.
Mme Serrano, profesora de español.

-->
(Texto repasado  y completado  por Eleonor Fabra)

MIGUEL HERNÁNDEZ Y SUS DESIERTAS ABARCAS EN UN LÍCEO FRANCÉS


Homenaje  escolar al poeta  alicantino  el 14 de diciembre de 2017

   Ayer,  para que mis alumnos franceses quinceañeros se aprendan unas cuantas estrofas del poema de Miguel Hernández  las desiertas abarcas para después de las vacaciones navideñas,  organicé por primera vez un  homenaje al poeta en  mi aula con treinta alumnos.    En efecto me di cuenta el año pasado que incluso con alumnos muy distraídos y algo reacios a aprenderse textos castellanos de memoria  (porque solo creen en el móvil que llevan en mano el día entero,  como si fuera un nuevo apéndice que les creció),  el poeta alicantino calaba hondo y los conmovía de modo extraordinario si una se daba la pena de empeñarse en instruirles un poco de su vida, de su trágica trayectoria y de su inmenso talento.
   Así lo hice también este año y les canté a modo de jota el triste pero precioso poema de las desiertas abarcas, inventando una melodía algo inspirada de la de Joan Manuel Serrat[1], imitando unos pasos de un baile de estilo jota con castañuelas o pandereta y animándoles a aprenderse todo el poema para que nos disfracemos todos de bailadores de jota y cantemos  en coro el genial poema tan musical, como bien lo  decía nuestro Verlaine : “música antes que nada, y para eso prefiere el  (verso) impar”.
   Para sorprender  en instruir a los chiquillos  puse la Tricolor en la pizarra y enganché encima la camiseta azul con el rostro impreso de Miguel Hernández  y los versos sobre la juventud, porque
 “La juventud siempre empuja,
la juventud siempre vence,
 y la salvación de España
de su juventud depende”.

   Tras cantarles el poema y entrenarlos a cantarlo conmigo,  les pedí que pusieran flores tricolores ante el rostro del poeta en un cubo preparado para la tarea,  uno por uno, como si estuviéramos ante un monumento. Lo hicieron todos con  gran respeto y emoción. Les di las gracias y escribieron un  parrafito sobre la actividad de memoria histórica recién cumplida. Me pidieron que volviéramos a organizar otro homenaje. Por lo tanto lo pensaremos para  el 22 de febrero, para el poeta de Soria y Collioure  y de “ese sol de la infancia” ( su poema “Soñé que tú me llevabas por una blanca vereda” se suele estudiar en Francia) o para el 14 de abril de 2018.
Espero que se hayan aprendido  unas estrofas de las desiertas abarcas para el mes de enero y que siempre recuerden al poeta de Orihuela.
RM Serrano, profesora de español.

Las desiertas abarcas 
                    Miguel Hernández

Joan Manuel Serrat
Francisco Curto
Toyo

Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.
-
Y encontraba los días
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.
-
Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y  cabras.
-
Me vistió la pobreza,
me lamió el cuerpo el río
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.
-
Por el cinco de enero,
para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.
-
Y al andar la alborada
removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.
-
Ningun rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.
-
Toda gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.
-
Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.
-
Por el cinco de enero
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.
-
Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas.








jueves, 11 de enero de 2018

"AMAR ES ACTUAR" O EL SUEÑO DE UNA CALLE PARA LOS REPUBLICANOS ESPAÑOLES EN PARÍS


   “Amar es actuar” escribió Víctor Hugo[1]. La filosófica frase del escritor francés reza en la fachada del liceo Víctor Duruy del 7° distrito de París, donde paseo a menudo.
   Me encantan allí ciertos edificios con increíbles fachadas de la calle Varenne, los portales de la calle Barbet de Jouy  con  picaportes o aldabones pesados, que me recuerdan los de las casas pudientes de la calle Real de cierto pueblo toledano, los leones esculpidos al lado de la librería del Bulevar de los Inválidos, el monumento a François Copée donde descansan las palomas parisinas, enfrente del puesto de flores “Monceau fleurs”. En ese distrito se codean la tradición más rancia y refinada y la modernidad geométrica y fría del edificio del Consejo regional de la calle de Babylone,  esquina con el Bulevar de los Inválidos, donde se leen actualmente carteles con fotos de jóvenes : “liceos abiertos sobre lo internacional” reza hoy un cartel con una joven  sonriente llevada a hombros de un joven. La torre de la delicada iglesia Saint-François Xavier pone su nota vertical en el paisaje,  haciendo juego con la Torre Montparnasse  al fondo, entre árboles que ya perdieron su follaje. La panadería  pintoresca de los Inválidos, al lado de los jardines colgantes de un edificio moderno de la avenida de Villars, que semejan el sueño de un arquitecto ducho en quimeras babilónicas, los Burgueses de Calais de bronce en el jardín del Museo de Rodin, la fachada increíble del ministerio de Agricultura y …la calle Monsieur, esquina con la de Babylone. Al final de esa calle ondea una bandera roja con estrellas, me acerco, intrigada, pasando delante de varios edificios aristocráticos como el Hotel de Bourbon-Condé. Me detengo delante del poste con inscripción histórica : “…en 1778, el arquitecto Brongniart obtuvo la autorización de abrir la calle Monsieur en un  terreno… allí edificó varios hoteles,  entre ellos el de Bourbon-Condé para la Princesa Louise-Adélaïde de Bourbon-Condé.” Esa “princesa vivió en la calle Monsieur hasta 1789”. “Al volver de la emigración fundó” un convento. O sea que se exilió dicha princesa, cuyo majestuoso hotel es ahora vecino  del edificio del de la República popular de China, en el que ondea una soberbia bandera roja con estrellas. Cerca de la Asamblea nacional de la República francesa, se encuentran, pues, calle Monsieur, el Hotel Bourbon-Condé y una de las embajadas parisinas de la República popular de China.
  ¿ Por qué no soñar, aunque no seamos chinos, en este año 2018, que se hubiera exiliado Monsieur o sea el  Señor Hermano de Louis XVI, futuro Louis XVIII, que vivió de 1755 a 1824 y que,  por algún milagro administrativo inaudito,  la calle Monsieur del 7° dsitrito de París pasara a denominarse,  para regocijo de los demócratas y republicanos españoles (y también de algunos franceses), calle de los Republicanos españoles, reducidos por ahora a conformarse con la del proletario barrio de la ciudad de Bobigny, en las afueras de París, muy bella y larga calle,  pero alejada del casco urbano y algo aislada en barrios nuevos ?
¿ Por qué los Republicanos españoles, grandes y primeros heroicos luchadores contra el fascismo no podrían tener como la República popular de China, un sitio selecto en un distrito aristocrático de París en 2018 ?
 ¡ No dejemos de soñar ¡
París, 10 de enero de 2018
Rose-Marie Serrano (Amigos de los Republicanos españoles de Región parisina)























[1]«  Aimer c’est agir »