domingo, 23 de abril de 2017

FERNANDO VALERA, ÚLTIMO PRESIDENTE DEL GOBIERNO REPUBLICANO EN EL EXILIO



Fernando Valera:
¡la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!



  Tras leer hace unos días  el  excelente articulo  de Vicente Arrogante  La República es posible (Eco republicano) emprendí la búsqueda de la tumba del último presidente de la República  española en el exilio, don Fernando Valera Aparicio,  en el cementerio de Montparnasse de París, al que acudí esta tarde.

  Me ayudaron a encontrarla un funcionario y un historiador del cementerio, que me enseñó varias tumbas de personalidades del mundo hispánico.

  No está lejos la  sencilla tumba del político republicano español que fue presidente del gobierno (en el exilio)  hasta 1977, de la del famoso autor de España, aparta de mí ese cáliz, el poeta peruano César Vallejo y de la de Carlos Fuentes, el célebre escritor mexicano.




  















Carlos Fuentes: “La Guerra Civil española la ganó México”. Ésto decía el autor ya que este país acogió a buena parte de la intelectualidad republicana.


Me fui a adquirir flores para todos ellos a la otra punta del cementerio, justo al salir, pasando al lado del monumento a Alexandre Alekhine, campeón de ajedrez ruso y de algunas tumbas con nombres hispánicos. La tumba de César Vallejo las tenía de la embajada peruana, del Instituto Cervantes de París, pero le faltaban las flores de los Amigos de los Republicanos españoles de Región parisina y, como a nuestro presidente en el exilio, extendí la bandera tricolor a modo de homenaje y deposité las flores. Estando ante la tumba del poeta peruano, llegó un joven de orígenes españoles, al que le expliqué que el genial poeta se solidarizó con la República española. Habló de Alicante, de donde quisieron escapar muchos republicanos. 



















España, aparta de mí este cáliz

Niños del mundo, 
si cae España ?digo, es un decir? 
si cae 
del cielo abajo su antebrazo que asen, 
en cabestro, dos láminas terrestres; 
niños, ¡qué edad la de las sienes cóncavas! 
¡qué temprano en el sol lo que os decía! 
¡qué pronto en vuestro pecho el ruido anciano! 
¡qué viejo vuestro 2 en el cuaderno! 

¡Niños del mundo, está 
la madre España con su vientre a cuestas; 
está nuestra madre con sus férulas, 
está madre y maestra, 
cruz y madera, porque os dio la altura, 
vértigo y división y suma, niños; 
está con ella, padres procesales! 

Si cae ?digo, es un decir? si cae 
España, de la tierra para abajo, 
niños ¡cómo vais a cesar de crecer! 
¡cómo va a castigar el año al mes! 
¡cómo van a quedarse en diez los dientes, 
en palote el diptongo, la medalla en llanto! 
¡Cómo va el corderillo a continuar 
atado por la pata al gran tintero! 
¡Cómo vais a bajar las gradas del alfabeto 
hasta la letra en que nació la pena! 

Niños, 
hijos de los guerreros, entre tanto, 
bajad la voz que España está ahora mismo repartiendo 
la energía entre el reino animal, 
las florecillas, los cometas y los hombres. 
¡Bajad la voz, que está 
en su rigor, que es grande, sin saber 
qué hacer, y está en su mano 
la calavera, aquella de la trenza; 
la calavera, aquella de la vida! 

¡Bajad la voz, os digo; 
bajad la voz, el canto de las sílabas, el llanto 
de la materia y el rumor menos de las pirámides, y aun 
el de las sienes que andan con dos piedras! 
¡Bajad el aliento, y si 
el antebrazo baja, 
si las férulas suenan, si es la noche, 
si el cielo cabe en dos limbos terrestres, 
si hay ruido en el sonido de las puertas, 
si tardo, 
si no veis a nadie, si os asustan 
los lápices sin punta, si la madre 
España cae ?digo, es un decir?, 
salid, niños, del mundo; id a buscarla!...





  




















París, octubre de 1936

De todo esto yo soy el único que parte. 
De este banco me voy, de mis calzones, 
de mi gran situación, de mis acciones, 
de mi número hendido parte a parte, 
de todo esto yo soy el único que parte. 

De los Campos Elíseos o al dar vuelta 
la extraña callejuela de la Luna, 
mi defunción se va, parte mi cuna, 
y, rodeada de gente, sola, suelta, 
mi semejanza humana dase vuelta 
y despacha sus sombras una a una. 

Y me alejo de todo, porque todo 
se queda para hacer la coartada: 
mi zapato, su ojal, también su lodo 
y hasta el doblez del codo 
de mi propia camisa abotonada.

César Vallejo.


Nos gustaría que se le rindieran  grandes homenajes al último presidente del gobierno de la República en el exilio, don Fernando Valera Aparicio, cuyo nombre por ahora se ignora. Sería justicia que España le recordara. Por ahora descansa con su esposa entre celebridades francesas y de muchos otros países,  en el cementerio parisino de Montparnasse.





  Le agradecemos que haya representado la República en el exilio en Francia y que haya creído en la vuelta de la República, aquella II República de la que dijo « Ha caído » solo en 1977, pero añadiendo « ¡ Viva la Tercera ! » porque nunca renunció a que volviera.

También lo decimos, tampoco renunciamos  : ¡ Viva la Tercera República ! 

París, 22 de abril de 2017
Rose-Marie Serrano (Amigos de los Republicanos españoles de región parisina)



LA REPÚBLICA ES POSIBLE

Tumba de Fernando Valera en el cementerio parisino de Montparnasse


Víctor Arrogante | Eco Republicano (Abril 2017)

Poneos al Servicio de la República. ¡Por un nuevo Abril en el que el pueblo tome su destino en sus propias manos! ¡Viva la República! Así termina el comunicado del «Colectivo Al Servicio de la República» que retomo como propio y amplio. No solo se abrieron las alamedas para construir una nueva sociedad democrática, sino que las voluntades se comprometieron en promover la justicia social, la igualdad y la solidaridad. Sólo el fascismo asesino, que desde el principio puso todo su poderío con la ayuda internacional y el Vaticano, truncaron tantas vidas, ilusiones y esperanza, como el pueblo puso aquel 14 de abril hace 86 años. Ahora los claveles rojos, amarillos y malvas, vuelven a soltar su fragancia y con ella nuevos bríos para recuperar la República, por dignidad y decencia.

Abril es un símbolo. «El triunfo de un pueblo sobre la oligarquía, una mañana en la que las amplias avenidas se llenaron de ilusión y esperanza en el futuro». El régimen franquista, que todavía vemos como colea, pretendió eliminar, a su etilo, el 14 de abril, ignorar la fecha, «apartarla del imaginario colectivo»; pero ha llegado la hora de que en las Cortes y en las calles atruene la voz de la República. La que nos arrebataron, la del pueblo, la que se construye día a día con el esfuerzo y el trabajo; la que representa simbólicamente el triunfo popular, la independencia de poderes ajenos, la soberanía plena sobre nuestro destino como pueblo y los límites de nuestros sueños, la República, la que sólo puede construirse sobre la derrota de la impunidad franquista que es la base de todo el tinglado actual». El actual régimen es ilegítimo de origen y la república un proyecto de convivencia irrenunciable.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, defiende, la pervivencia de los valores como democracia, soberanía, plurinacionalidad e igualdad. La vigencia de los valores del régimen político que puso fin a la monarquía de Alfonso XIII. Iglesias defiende recuperar aquel espíritu republicano no desde la nostalgia o los símbolos, sino «como una caja de herramientas para pensar un país mejor, con instituciones libres de la trama corrupta, que se ocupen de la gente». La visión republicana de Podemos que sostiene su secretario general, no se limita a pretender cambiar una bandera por otra o querer que el Jefe o Jefa del Estado lo elija la gente. Somos republicanos, dice, porque somos demócratas y patriotas y porque entendemos que nuestra patria no es ni una bandera ni una marca ni una sola nación, sino la res publica, el bien común, el procomún». Todo es válido, pero con una República como aquella Segunda fusilada.

Es cierto que la defensa de la República no debe implicar solo una mirada al pasado, sino una apuesta por un futuro en una sociedad democrática; y no hay democracia sin república: «sin soberanía, plurinacionalidad, igualdad entre mujeres y hombres, educación pública, sanidad pública, tribunales independientes, política exterior de paz, progreso, re-industrialización, desarrollo sostenible, defensa del mundo rural, derechos sociales y laborales», una República federal y laica.

Alberto Garzón prefiere «una república de derechas a una monarquía que no puedo elegir»; cree que en España hay una democracia procedimental, pero no real, y que la abdicación del rey «se aceleró» para salvar a la troika y reforzar el capitalismo. Lo cierto es que «el pecado original quedó grabado en la Constitución y sellado por un pacto de las élites para perpetuar el espíritu nacional del franquismo». En España no hubo ruptura, no tuvimos nuestra Revolución de los claveles y todo resultó ser una Transición controlada por las fuerzas vivas del régimen, con la aquiescencia del PSOE, el PCE y otras fuerzas nacionalistas.

Reclamamos la República como el modelo de Estado más democrático, ya que la Monarquía, por mucho que sus defensores afirmen que fue legitimada en el Referéndum de 1978, no fue votada por los españoles, fue un trágala, revestido de legalización de derechos civiles y ciudadanos constitucionales, hoy de nuevo en peligro. Los españoles votamos el texto constitucional, no el modelo de Estado. O monarquía o no había Constitución. Se aceptó la voluntad de Franco en la Jefatura del Estado, no se puso en cuestión su testamento. Ha llegado el momento en que la ciudadanía española ejerzamos el derecho de elección de modelo de Estado que queremos, que se nos hurtó en pos de la paz de los muertos que siguen en las cunetas.

Podemos no participa decididamente en la implantación de la República e Izquierda Unida, compartiendo el objetivo y los valores de izquierda y republicanos, no está abiertamente por la labor. El PSOE ni está ni se le espera. Frente a esta situación, la ruptura, la que no fue posible en 1975, construida sobre bases claras. Hemos de reagruparnos en torno a la República como objetivo irrenunciable y construir la estrategia de acción sobre las debilidades del régimen actual que son muchas.

Los republicanos y republicanas, debemos agruparnos. Forzar una alianza por la ruptura y eso sólo se logra políticamente luchando en todos los frentes posibles. El principal problema que encontramos en esta lucha es la falta de visibilidad pública en los medios de comunicación, al servicio del Sistema, algo previsible por que el republicanismo democrático y la lucha contra la impunidad del franquismo y la monarquía su heredera. Hay ideas, objetivos y estrategia, falta organización, recursos y medios de comunicación que sirvan de altavoz para difundir el compromiso republicano.

Soy republicano, por una cuestión de racionalidad y de comunión con los ideales republicanos de Libertad (de expresión, de culto, de sindicación y de todo aquello que no perjudique a los otros), de Igualdad (ante la ley, de voto, por sexo y de oportunidades) y de Fraternidad (solidaridad, ayuda mutua y familiar) y la Laicidad que también comparto.

El sistema neoliberal que gobierna en España, tiene pánico a la Tercera República, a la Memoria Histórica y a dar la palabra a la ciudadanía, a que el pueblo hable, a que el pueblo decida, que ensanchemos la democracia y pongamos fin a la monarquía impuesta por el dictador en la persona de Juan Carlos I, sustituido por la herencia de sangre por su hijo Felipe VI, todo un atentado contra la razón humana, que nos retrotrae al feudalismo y vasallaje más rancio de nuestra historia.





La lucha por la Tercera República la lanzó Fernando Valera, último presidente del gobierno republicano en el exilio, en julio de 1977 en su último mensaje: «hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!». La lucha sigue siendo necesaria, sin renuncias. La República es posible.


sábado, 22 de abril de 2017

LA NUEVE EN MADRID, III REPÚBLICA Y DEPLORABLE MENCIÓN AL REY DE LA ALCALDESA DE PARÍS

















Enriqueta de la Cruz. (En el centro de la fotografía)

Periodista, escritora.

Ayer, día 20 de abril, se inauguró en Madrid, en un barrio obrero, periférico, en la banlieue como se dice allí, (aunque muy honroso, como cualquiera donde habiten seres de buena voluntad), un Jardín a La Nueve. El acto contó con gran afluencia de público y allí se dieron cita hombres y mujeres de los que hablaba Max Aub como lo que son: lo mejor de España. Estaban el único superviviente, Rafaél Gómez, ese zapatero prodigioso que contribuyó decisivamente a liberar París; llegó desde Francia, a sus casi cien años, se desplazó para homenajear a sus compañeros fallecidos y dar testimonio. Fue muy aplaudido, abrazado y querido. Estaban Ascensión Mendieta (más de 80 años), que aún busca los restos de su padre por las fosas donde cree que puede estar.., y su hija; Daniel Pino, hijo de exiliado… Estaba la abogada Ana Messuti quien lleva la querella argentina (no puede ser querella española aún) contra los crímenes del franquismo y que siempre recuerda que el daño sigue, que los crímenes no prescriben; estaba Elsa Osaba, que siempre recuerda que sí hay que hablar de víctimas (impulsora muy activa de esta merecida iniciativa de homenaje y luchadora incansable por la recuperación de la Memoria, por la Justicia, por la Verdad y por la Libertad), que narró con una sonrisa siempre en la cara los horrores vividos por su familia y los traumas que se arrastran, de la antorcha que aún llevamos los que seguimos luchando y que resistimos y que no podemos, del todo no, tener nuestra propia vida.   


Ascensión y Ana


Aparte de estas presencias de lujo, de emoción, portadoras de valores siempre (la de los políticos en estos casos es lo de menos y la de los que van a toda costa a hacerse la foto, es mucho menos…) las protagonistas de esta jornada fueron las muchas banderas republicanas que junto a las anarquistas portaban los asistentes. Se gritó por el fin de la Impunidad. Se pidió a la alcaldesa de Madrid “Memoria de la buena”, se recordó a los políticos presentes que los crímenes del Franquismo no prescriben. Se dieron vivas a la República y no como nostalgia, sino como grito de futuro, pidiendo La Tercera, se lanzaron gritos contra los Borbones y se abucheó y afeó a Anne Hidalgo, alcaldesa de París, que justificó la presencia del Rey  y su invitación a la inauguración del primer Jardín de La Nueve en París. “Ufff”, sonó, y se recordó el daño que hace esto a las víctimas. Y ella, dijo: “Nada de Uf”. La mención al rey de una Monarquía impuesta por un dictador, rechazada, no era necesaria y sí es hiriente para muchísimas víctimas y familiares, algunos de los cuales sintieron que a partir de la intervención de la señora Hidalgo ya no se sentían a gusto en el acto e incluso se retiraron. Esto no sale en los periódicos a la medida de lo convencional. Señora Hidalgo, entérese bien: “No queremos a los Borbones”, nos hiere su mención en actos conmemorativos de los defensores de la libertad y la democracia. España es una excepción y junto a Camboya tenemos el honor de estar los más altos en la lista por desaparecidos. Aquí no hubo un Núremberg ni hemos tenido la fortuna de París, no se ha liberado España. No nos desee lo que no quiere que le pase a usted. Ni siquiera el pueblo francés merece que les devolvamos a estos capetos.

Mire la prensa, está investigada la empresa que recuenta los votos electorales, detenido el amigo de la reina, es un país este que visitó usted con muchos deberes por delante, que nos corresponden, desde luego, pero no nos laceren más. Usted habló de reconciliación, ¿qué reconciliación sin Justicia, señora? Usted se contradice, republicana se autodenominó y sin embargo ese apego a nuestro rey, ¿qué le pasa? 

                                Rafael Gómez. La Nueve.

Hoy, los que participamos nos comunicamos, nos escribimos las impresiones que la prensa convencional no refleja porque no es lo que quien paga y manda, manda… Se reciben e-mails de protesta. Se recuerda que los republicanos tenemos nuestras canciones propias y que los alumnos de instituto que estuvieron y participaron llevaron una buena lección o página de historia “siempre vetada en nuestro país”. “Algunas cosas no estuvieron bien”, se dice… Pero ¡qué cosas! Cosas FUNDAMENTALES. Fue un acto importante, importantísimo, y hay que agradecer a la Alcaldía de Madrid su esfuerzo, a Carmena y a Valiente, y a Sauquillo… Y como dijo Véronique Salou, hija de exiliado  deportado: “que este acto sea la ventana abierta para que haya memorial para fusilados; fosas abiertas y reconocimiento para los deportados”. Yo añado que nos falta media España que está fuera aún, nos falta no en el corazón, pero sí su presencia. Nos falta el exilio. El presidente de la República y el poeta Machado siguen fuera. Ojalá la normalización democrática haga posible con Justicia, Verdad, Reparación y República, que regresen. Esto, como otras muchas cosas, es reconciliación.

El acto fue hermoso, pero el poder siempre es el poder y el tufillo a la Transición trasnochada, pretendida paz en el mundo para todos (en vez del “Ay Carmela” que pedía el público,  se optó por música africana, muy hermosa, por cierto) y por la pretendida y falsa reconciliación, y ya digo, mucha Transición,  esa traición… La izquierda no se rindió en la Guerra de España, se rindió en la Transición. Y no toda, por supuesto, sino la que se acomodó en adelante a puestos, sillones, subvenciones y misiones de acuerdo a los resultados de Postdam y Yalta y a los intereses adecuados para la “reconciliación” y la paz de las conciencias y bolsillos de los vencedores y su prole de privilegiados que aún hoy se aprovechan del genocidio.  Algunos siguen siendo muy maliciosos y tratando a los que no se dieron por vencidos de proclives a las armas o parecido, ¡Qué mala manera de homenajear la lucha!, ¡qué desmemoria!, ¡qué vergüenza! 




En la placa conmemorativa se lee: “Jardín de los combatientes de La Nueve. A los españoles republicanos antifascistas que continuaron su lucha en el exilio en la Segunda División Blindada del Ejército de la Francia libre. Héroes de la Liberación de París. Agosto 1944”. El texto está muy bien. No es sino una modesta placa en un monolito, pero los héroes verdaderos lo que más valoran es la lucha, el seguir… Y eso lo tienen asegurado. Esto es solo, además, un homenaje. El reconocimiento, como dijo Elsa Osaba, “ha de venir del Parlamento y ser allí”, y ha de venir, solo será así, cuando el fascismo deje de ser legal en España, cuando seamos capaces de liberar España como se liberó Francia entera.

A este país le faltan muchas asignaturas por aprobar, aquí hay mucho gato encerrado y mucha mano negra y aquí hay muchas heridas abiertas, aquí donde cada día se siguen viendo barbaridades: a víctimas y familiares de asesinados en los campos de exterminio nazis se les expulsa hasta de Amical Mauthausen por protestar para que no les pongan en el gallinero de nuestro Senado y para que nos traten igual que a los judíos en los homenajes a las víctimas del Holocausto porque no se enteran que fuimos hermanos de sufrimiento y españoles murieron como tantos en esos campos malditos, porque eran demócratas. Llevamos años y años reclamando igual trato para todos, llevamos años soportando insultos, y que a los españoles apenas se nos dé siquiera un reconocimiento. 

Sin República no hay paz, no habrá justicia, no estará liberada España. Sin República no hay conciliación. Sin República no hay solución. La República no es nostalgia ni melifluas maneras de tratarla, es el futuro inmediato y urgente y el pueblo la va a proclamar. 

Salud y III!
















Un fuerte abrazo a Daniel y a ti y a todos los que no se dan por vencidos. 

PD: El parque está en la calle de los fascistas García Noblejas, que, según promete el Ayuntamiento, será cambiada muy pronto por la calle Institución Libre de Enseñanza. Elsa Osaba y muchos seguiremos luchando sin darnos por vencidos. Y el asesor del distrito de Ciudad Lineal, me prometió a mí que no me pasará nada porque taché “roi” e intenté escribir ¡No pasarán! en el panel de la exposición sobre La Nueve que se ha instalado en el Centro Cultural Príncipe de Asturias (menudo nombre para la ocasión) y es que ese panel reflejaba la chapa antigua que se puso en París (a la entrada del Jardín que está más céntrico, donde el Ayuntamiento, y es un jardín en condiciones…) donde hay mención al “roi” ¡Qué horror! ¡Qué daño para las víctimas y familiares! El daño continúa… (se lo conté a la abogada Messuti).  


Fue un impulso y pedí disculpas por tanta gente que ha hecho posible la muestra (impecable por lo demás) y los actos de estos días. Me dijo que no pasaría nada si no volvía a tener otro impulso, mientras una asistente aclaraba que el conflictivo es el rey que se cuela por todas partes, que se impone, cuando sabe que no es querido por el pueblo. La policía municipal se fue, después de anotar carnets. Aquí somos de anotar todo. Esperemos que eso sea así, sobre todo, que retiren esa ofensiva placa y la reemplacen por la que de verdad luce en París, donde, como sabes, afortunadamente, y tras las protestas de la Asociación 24 de Agosto, y creo que de más personas, ya no tiene lo “roi” por parte alguna. En Francia siempre se sabe eliminar a los “roi”, pero alguno nos lo quiere encajar aquí; no es de recibo.

sábado, 15 de abril de 2017

MAGNÍFICAS CELEBRACIONES DEL 86 ANIVERSARIO DE LA REPÚBLICA ESPAÑOLA EN BOBIGNY Y PARÍS, 14 DE ABRIL DE 2017



El 14 de abril  de 2017 por la mañana acompañamos al republicano español Daniel Serrano (combatiente en varios frentes de 1937 a 1939) al único lugar por ahora existente en la Región parisina para homenajear a todos los republicanos españoles, la calle de los Republicanos españoles de Bobigny. Allí cantamos alegremente, leímos un texto de las Jornadas  Republicanas de Orihuela de 2016  con el que estamos en perfecto acuerdo (¿Qué República queremos? firmado en particular por la Asociación de Víctimas del franquismo 17 de noviembre) ;  dimos vivas a la República y pusimos flores tricolores en la placa de la querida calle, adornada un momento con la efigie de la Niña Bonita. Nos entrenamos alegremente para la tarde parisina.


   Por la tarde, a la plaza de  la République acudió mucha gente a pesar de ser día laboral pero "viernes santo" y de vacaciones escolares.


   Paseamos alrededor de la magnífica estatua recién limpiada, con una fiesta del nuevo año bengalí celebrada  de  espaldas  a la estatua. Nosotros habíamos dado cita frente a la estatua, mirándola a los ojos, bien altos, en el cielo soleado de abril.



   Al dar la vuelta, vimos del lado derecho, cara a la estatua, una estela de piedra ocre con los nombres de los "Caídos de la Francia Combatiente el día 25 de agosto de 1944", día de la liberación oficial de París.




   Llegaron los amigos, entre ellos un republicano español de 90 años, que espera ver la Tercera. Se sentaron debajo del león (tan parecido al de la Niña Bonita) a escuchar a los oradores. Paul leyó el texto de Jean Ortiz, con el que compartimos (entre otras opiniones) la manera de ver las celebraciones del 14 de Abril. Se distribuyeron esloganes del tipo « los borbones a las elecciones », « rey impuesto, pueblo descontento » y se nos juntaron con una larga bandera tricolor que iluminó la estatua de la República francesa,  con sus espléndidos colores republicanos españoles,  unos jóvenes de la emigración de Canarias, de Valencia, de Andalucía.


Se leyeron y fueron muy aplaudidos los textos del Colectivo ANEMOI y el de la Fundación Domingo Malagón de Madrid (se adjuntan como el de Jean Ortiz que será pronto traducido al castellano), con quienes compartimos la visión de la lucha por la Tercera, no solo necesaria, sino imprescindible.


   Annette intervino sobre el papel (nefasto) de la Iglesia católica en la guerra y el franquismo y comentó la cuestión de la susodicha orientación « estalinista » de la República, mencionada por Jean Ortiz en su texto sutil y entusiasta.


   Por fin cantamos el pacífico Himno de Riego del Coro de niños republicanos en el exilio mexicano, el Paso del Ebro,  unas  coplas de la Estaca en catalán y otros cantos revolucionarios (ya que se nos juntaron también los amigos del Choeur Debout (Coro De Pie) que a eso se dedican los viernes tarde),  entre ellos la Internacional en francés y en castellano,  con gran entusiasmo. También tuvimos la suerte de que se nos juntara Michel Taupín de Cuba Sí, en recuerdo de  querido nuestro amigo Jacques Milhás, siempre presente para nosotros.

                       Foto de Palmyre Burgaleta

  Las amigas se llevaron las flores tricolores que alegraron este  14 de Abril la place de la République, a depositarlas en el monumento del Père-Lachaise a los deportados españoles y en el de los deportados a Mauthausen, trágicos monumentos ante los que no caben cantos  alegres, sino que basta el silencio, no el silencio al que el fascismo y el franquismo condenaron España, sino el silencio de recogimiento y de respetuosa  memoria. 

                                 Foto de Palmyre Burgaleta
   Esperamos que la Alcaldía de París conceda pronto a los Republicanos españoles un lugar propio de homenaje y de regocijo en París, como el de Bobigny, para su « día nacional », el  de la legítima República, el 14 de Abril,  para depositar flores y entonar cantos de alegría y solidaridad.

¡ Viva la República !
¡ Viva la Tercera !

París,  15 de Abril de 2017 
Rose-Marie Serrano (Amigos de los Republicanos españoles en Región parisina)

 1- A propósito del 24 o del 25 de agosto, personalmente estoy (desde 2012, en que obtuvimos que la bandera tricolor española constara entre las demás banderas de la Resistencia en las celebraciones del 25 de agosto, día oficial de la Liberación de París)  por que se homenajee a los Republicanos españoles, quienes ayudaron a dicha liberación el mismo día, o sea el 25 de agosto, sin separarlos de los demás resistentes, ya que si empezaron la Resistencia al fascismo, solos no pudieron vencerlo en su patria y para mí no se debe aislarlos con  un día especial de homenaje : ser aislada no le vino bien a la II República. Estoy por homenajear a « todos los republicanos españoles »  el 25 de agosto, entre todos los Resistentes, invitando a los viejos republicanos aún vivos  y a sus asociaciones, a todos unidos bajo la Tricolor. Tal  es mi sueño desde 2010 en que vi cómo se actúa en Alta Saboya, invitando a todas las celebraciones de la Resistencia a la Asociación  de la Resistencia española de Alta Saboya. Pero « los sueños sueños son » y la realidad es muy compleja y mi sueño no parece granjearse la « unanimidad » aquí en París :   muchos dicen estar totalmente satisfechos de que haya también grandes homenajes el 24 de agosto a la Nueve y al parecer habrá más homenajes generales  ( dicen que a todos los republicanos españoles)  este 24 de agosto del 2017. ¿ Estaremos todos invitados al Jardín de la Nueve o a inaugurar la placa al Resistente José Barón Carreño en el Boulevard Saint-Germain  el 24 de agosto ? Por ahora no se sabe.

 2- Textos leídos : 
a) de Jean Ortiz :¿ Cómo celebrar la República española (14 de abril de 1931) 
b) Comunicado n° 33 del Colectivo ANEMOI de militares demócratas del 7 de abril de 2017
c) 86 aniversario de la proclamación de la II R)epública en España, Fundación Domingo Malagón, Madrid, 14 de abril de 2017
d) La Iglesia católica, pilar del franquismo, Libre Pensée du Gers (15-04-2016)

86 ANIVERSARIO DE LA PROCLAMACIÓN DE LA II REPÚBLICA EN ESPAÑA. FUNDACIÓN DOMINGO MALAGÓN.

Madrid

86 Aniversario de la proclamación de la II República en España.

Celebramos este aniversario en la esperanza de haber conseguido para la
causa republicana más adhesiones y más entusiasmo ante un cambio que no es
que sea tan solo necesario, sino que es urgente y vital para el desarrollo de la
democracia en España.

Deseamos para nosotros, nuestros hijos e hijas y para las generaciones
futuras, una república laica que haga avanzar la democracia hasta sus últimas
consecuencias; una república que se mire en el ejemplo de aquellos hombres y
mujeres que defendieron desde 1936 una España libre frente al fascismo y,
después, una Europa libre frente al nazismo.

Un nuevo Estado que genere, más pronto que tarde, un programa de
choque que permita impulsar el desarrollo económico y social, apoyar y
proteger a las personas y familias más afectadas por la crisis, comenzando por la
económica pero sin olvidar también la crisis de las libertades públicas,
individuales y colectivas que sufrimos en la actualidad.

Por una forma de gobierno que garantice, en definitiva, la democracia,
sus valores, y los blinde frente a los populismos, el neofascismo y la reacción.

¡Viva la república!

Fundación Domingo Malagón

Madrid, 14 de abril de 2017